Mar. Sep 27th, 2022

Estudio y análisis de la Calidad del Agua por efecto del Cambio Climático. 

¿Puede el cambio climático afectar a la calidad del agua de la ciudad? Nuestro proyecto de investigación trata sobre los factores que contribuyen a la calidad del agua, investigamos qué y cómo pueden afectarla.

Para este estudio hemos usado analizadores de agua y de PH. Por equipos, medimos el agua del grifo y de la lluvia (si la hubiere). Precisamente este invierno en el Principado ha sido seco y muy bajo en precipitaciones según la media de los últimos años.

Aparatos usados por nuestros equipos escolares

Los datos están anotados en libros de registro donde indicamos: el observador, la fecha, hora y valores de la muestra de agua tanto de niveles TDS como de PH.

Hemos creado en una hoja de cálculo las tablas y gráficos correspondientes:

Además, gracias a las estaciones meteorológicas de los colegios Marcelo Gago y Castillo de Gauzón consultamos datos de pluviosidad en aquellos días que nos interesa valorar por tener las precipitaciones medidas en los análisis del agua.

datos grabados en la estación meteorológica

En el procedimiento de toma de datos analizamos el nivel de agua embalsada según fechas y accedemos a los datos del satélite SENTINEL 2 para consultar el índice de humedad y el índice de vegetación como indicadores de la cantidad de agua disponible.

estado de los embalses el 1 de marzo de 2022
Índice de humedad del 20 de marzo de 2022 , a partir de datos del satélite SENTINEL 2

Paralelamente y fuera del concurso oficial, equipos de infantil también realizaron sus medidas e investigaciones emulando a sus compañeros de cursos superiores. Se puede consultar esta actividad en :

Primeros análisis:

La falta de lluvias en el periodo estudiado no nos ofrece una cantidad de datos relevante para el estudio, aunque podemos intuir varias cosas:

Respecto al agua de grifo, coincidiendo con el día mundial del agua visitamos la planta de tratamiento de agua de la ciudad (ETAP), allí nos explicaron de dónde viene el agua que usamos en las casas y los tratamientos y pruebas que se hacen par asegurar la calidad del suministro. La visita y la experiencia se puede consultar enlazando la foto aquí:

Por ello no apreciamos variaciones en la calidad de niveles de partículas disueltas o el PH del agua del grifo, quizás alguna mínima variación después de detectar pluviosidad, aunque no hay datos suficientes para tener conclusiones.

Respecto al agua de lluvia, si que detectamos más variaciones no tanto en el PH como en los niveles de partículas disueltas. Por ejemplo y de manera muy clara, la lluvia que tuvimos después del episodio de calima con partículas polvo en suspensión provenientes del desierto del Sahara, aumentó los niveles medidos no sólo el mes de marzo, también en todo el estudio, debido a la llamada «lluvia de barro«.

Conclusiones:

Respondiendo a la pregunta inicial de… ¿Puede el cambio climático afectar a la calidad del agua de la ciudad?, en el caso de agua de suministro a la población, en principio NO debería afectarla al estar tratada en la planta ETAP de tratamiento y potabilización. Lo que SI que afectaría es a la cantidad por cortes en el suministro en largos periodos de sequía y de consumos no responsables porque el agua es un bien limitado.

Por ejemplo, este invierno en el Principado no hubo tantas lluvias como en otros años y las imágenes del satélite Sentinel2, muestran que el índice de humedad es menor (sequía) en el Sur Occidente de la Comunidad autónoma. En el caso de Avilés, el río Narcea es la fuente principal de suministro de agua a la ciudad y modificaciones en el nivel del embalse o del propio río tendría repercusión en el suministro.

Destacamos lo bien que se muestran las superficies de roca desnuda en las imágenes del satélite con el índice de humedad como terrenos áridos y secos, así como áreas que han sufrido incendios forestales.

Y hay que diferenciar con el agua de lluvia, que desde luego que SI le afectaría y lo hemos comprobado con el episodio de partículas de polvo de la calima.

Propuestas:

El agua es un bien limitado y su consumo debe ser responsable. Por eso toda la información relevante al uso adecuado de este recurso es muy recomendable. Pensemos que con el cambio climático el agua estará más valorada y no siempre se podrá acceder a ella cuando queramos.

Es bueno que todas las conducciones, canalizaciones y depósitos de agua estén mantenidos perfectamente para evitar perdidas y que una vez usada se devuelva a la naturaleza en unas condiciones que permitan asegurar el ciclo del agua. Evitar el vertido de sustancias tóxicas en los cauces de los ríos es muy importante para no contaminarla. Hay que tener en cuenta que hay muchos ecosistemas y biodiversidad que dependen totalmente de este bien, tanto como nuestras propias vidas.

Tenemos que evitar producir gases de efecto invernadero y contaminantes que provocan el cambio climático o de lo contrario tendremos más problemas con nuestra agua.

Por admin